Una corona dental es un tipo de restauración que se coloca sobre un diente para devolverle su forma, tamaño, funcionalidad y ​​aspecto. La corona dental es una réplica exacta del diente original. Gracias a este tipo de prótesis es posible proteger una pieza deteriorada o rota. Las coronas logran mantener los espacios en tu boca, evitando que se muevan los demás dientes y además devolverá la estética y funcionalidad a su sonrisa. Se pueden colocar sobre los dientes naturales o bien sobre implantes dentales en la forma y tonalidad necesaria según la pieza a reemplazar. Se realizan de forma unitaria y uniendo varias para formar puentes puente para recuperar la ausencia de una pieza adyacente.

Preguntas
Frecuentes

¿Qué ventajas proporciona una corona dental?

La principal es la recuperación de la estructura del diente y de esta manera se alarga la vida de esa pieza dental. Se copia el color del resto de los dientes naturales del paciente lo que proporciona una buena estética sin diferencias aparentes entre los mismos.

¿Qué tipos de coronas existen?

Existen dos tipos de coronas, metal porcelana que están compuestas por una estructura de metal y recubiertas de cerámica, estas se suelen colocar en las piezas posteriores ya que son más resistentes aunque menos estéticas. Coronas de zirconio, estructura en dicho mineral y recubiertas de cerámica, indicadas para los dientes anteriores ya que son más estéticas debido a que al no llevar metal dejan translucir la luz y se aprecian más naturales.

¿Duelen? ¿molestan?

¡No! Una vez finalizado el tratamiento el comportamiento de la corona es el mismo que un diente natural. En los casos de que se aumente la sensibilidad se deberá realizar una endodoncia la cual siempre intentaremos evitar inicialmente.

¿Cuándo es necesario colocar una corona?

Las coronas se deben colocar siempre que se haya deteriorado la pieza dental por diferentes circunstancias como pueden ser caries de gran tamaño, rotura de la pieza, etc… y en el caso de las piezas que precisen endodoncia se debe colocar siempre una corona con su perno para alargar la vida de la pieza.

Con las coronas dentales mejoran la confianza y seguridad a la hora de comer y hablar proporcionando al paciente el aumento de su autoestima, sin ninguna inhibición social.

Dr. Luciano MichelettiDoctor