Es una tecnología biomédica enfocada a crear un compuesto bioactivo avanzado procedente de una pequeña cantidad de sangre obtenida de su organismo. Este compuesto bioactivo concentrará las fuerzas curativas (factores regeneradores) que se encuentran dentro de su propia sangre, para acelerar y mejorar su cicatrización. Esta técnica está indicada entre otras para las siguiente situaciones: extracciones dentales, tratamientos con implantes, injertos óseos y tratamientos periodontales.

Preguntas
Frecuentes

¿Qué ventajas proporciona el PRP?

El plasma rico en plaquetas contiene además de factores regeneradores, leucocitos y otras células presentes en nuestra sangre, que desempeñan un papel especial en los procesos de reparación y regeneración de los tejidos, además de acelerar la cicatrización.

¿Cómo se obtiene el PRP?

Tan solo es necesario una simple extracción de sangre. El día de la intervención una enfermera titulada le realizará dicha extracción para posteriormente y mediante una centrifugadora separar el plasma del resto de la sangre y así nuestro cirujano puede utilizarlo para regenerar la zona afectada.

¿Cómo actúa?

Esta terapia es 100% natural sin aditivo alguno. Se concentran los factores de regeneración presentes en su cuerpo en el A-PRF e i-PRF. Su propio concentrado plaquetario y otras células sanguíneas vitales, junto con todas sus capacidades curativas únicas, se vuelven a introducir en la zona que se está interviniendo quirúrgicamente. Como resultado, un mayor número de células participan en la reparación o regeneración del tejido, acelerando y mejorando todo el proceso curativo.

Los implantes dentales mejoran la confianza y seguridad a la hora de comer y hablar proporcionando al paciente el aumento de su autoestima, sin ninguna inhibición social.

Dr. Luciano MichelettiDoctor